Los senadores Roy Barreras y Jorge Robledo están indignados con el presidente de la Cámara, Germán Blanco, por programar una votación que va a coincidir con el debate programado en el Senado. ¿Cuál es el problema de fondo?

Roy Barreras Robledo

Los debates de moción de censura que ha tenido el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, han generado controversia política. El alto funcionario ya pasó por el debate en Cámara el pasado martes en una contienda que por momentos subió de tono, pero que no generó mayores sorpresas más allá de que el ministro pidió perdón a última hora por los hechos relacionados a la muerte de Dilan Cruz.

El próximo martes 13 de octubre, Holmes Trujillo deberá enfrentar otro debate de moción de censura también presencial y los ánimos parece que estarán más subidos de tono en esta cita. Tanto la oposición como el ministro saben que se juegan una contienda política preelectoral.

Sin embargo, desde la oposición, los citantes al debate, Roy Barreras y Jorge Robledo, le enviaron una carta al presidente de la Cámara, Germán Blanco, para que cambie la fecha o la hora de la votación porque, según dicen, se cruzaría con el debate de Senado.

“Le solicitamos a usted y en extenso a la Mesa Directiva de la Cámara de Representantes reprogramar la hora de la votación de la Moción de Censura que se adelanta en esa corporación contra el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, que tal y como fue informado por usted en la sesión plenaria del día de ayer se realizaría a las 12:00 del medio día del próximo martes 13 de octubre”, dice la carta.

Y previenen que pueda tratarse de un hecho para torpedear su debate: “La insólita convocatoria a la inédita hora de las 12:00 del día para una votación de moción de censura no tiene justificación alguna, a no ser que la opinión pública interpretara que se trata de una maniobra para favorecer al ministro justo unas horas antes de su comparecencia ante la Plenaria del Senado de la República”, mencionan.

Tanto Barreras como Robledo han reafirmado que los temas que se tratarán en el debate del Senado serán diferentes a los de la Cámara. En el caso del senador del Polo, le reclamará a Trujillo por la presencia de tropas militares estadounidenses en el país porque considera que el Senado nunca las autorizó.

Roy Barreras ha dicho que quiere conocer detalles y escuchar las respuestas del ministro sobre los asesinatos de líderes sociales, las masacres, los casos de abuso de autoridad, entre otros hechos en los que la fuerza pública se ha visto involucrada. Para Barreras, el ministro es el directo responsable de estos hechos.

Sobre la citación de Blanco, el senador de La U comentó: “Jugadita: mesa directiva de Cámara pretende hacerle el favor al ministro de Defensa para ‘salvarlo’ del debate del Senado programando ‘votación de censura’ en la insólita hora de las 12 m. del mismo martes 13. Advierto que mi debate es por hechos nuevos y distintos. ¿Le tienen miedo al debate?”.

Por su parte, Robledo dijo que “convocar la votación de la moción de censura para el martes 13 afectaría la labor que adelantará el Senado ese mismo día”.

Según la Ley Quinta, que es la que rige la normatividad del Congreso, las votaciones de moción de censura deben darse entre los siguientes tres y diez días siguientes de haber realizado el debate. “Concluido el debate, el mismo presidente señalará día y hora, que será entre el tercero y el décimo día, para votar la moción de censura”, estipula la ley.

Al finalizar el debate el pasado martes en Cámara, Blanco estipuló que la votación sería el martes 13 a las 12 m. y el debate de Senado arrancará a las 2 p. m., y por eso el disgusto de los parlamentarios. “Por tal razón, resulta altamente inconveniente que la Cámara programe a la misma hora tal votación que interfiere claramente con el ejercicio de control político programado con suficiente antelación en el Senado”, mencionan.

Se sabe que es muy poco probable que prospere la moción de censura contra el ministro en la Cámara. Varios partidos han respaldado la gestión de Holmes Trujillo y en esta corporación el Gobierno cuenta con las mayorías. La U, el Centro Democrático y el partido Conservador anunciaron formalmente su respaldo al ministro, aunque el Partido Liberal tendrá un papel importante.

La colectividad liderada por el expresidente César Gaviria cada vez se aleja más del Gobierno. Al comienzo del mandato del presidente Duque se declararon como partido independiente. Para la segunda legislatura Duque logró acercar a algunos sectores, entre ellos a Gaviria, pero poco a poco esa relación se fue dilatando y actualmente el liberalismo parece de oposición. Tanto así que dijeron que apoyarán la moción de censura.

Sin duda, el papel de los liberales será clave no solo para este debate, sino para lo que resta del Congreso y de cara a las próximas elecciones. El partido viene acercándose cada vez más al centro y busca consolidarse como una alternativa de derecha lejos de los extremismos.

El próximo martes, tanto Barreras como Robledo increparán al ministro. Pero no solo están ellos, se espera una participación activa de Gustavo Petro, por ejemplo, quien también aprovechará la ocasión para criticar a Trujillo.

Mientras los partidos de oposición criticarán la gestión del ministro y le pedirán que renuncie a su cargo, el Centro Democrático y los partidos que han reiterado su apoyó dirán que Holmes Trujillo es un hombre íntegro y defenderán a la fuerza pública. Los citantes han aclarado que esta moción no es contra los uniformados, sino contra el ministro.

En el caso del Senado, si los citantes llegan a quedar inconformes con las respuestas y los argumentos del ministro Holmes Trujillo, que es lo más seguro, pedirán que se vote la moción de censura. Al igual que Blanco, Arturo Char tendrá máximo diez días para citar a la votación, pero lo más seguro es que se programe para el 20 de octubre.