Para el mundo democrático la posesión de Joe Biden es un alivio ante la amenaza autoritaria que significó Donald Trump. Para Colombia es una gran noticia tener un presidente amigo cercano a la paz