Roy Barreras, presidente de la Comisión de Paz, hace ese llamado a la Comisión de la Verdad. “Solo la verdad permite desmontar los aparatos de poder que amenazan la paz”, dijo.

El senador Barreras solicita que se programen sesiones públicas y abiertas a los medios de comunicación. / José Vargas

El senador Barreras solicita que se programen sesiones públicas y abiertas a los medios de comunicación. / José Vargas / Jose Vargas

El parlamentario Roy Barreras, presidente de la Comisión de Paz, pidió a la Comisión de la Verdad que haga públicos los testimonios de Pastor Alape, antiguo miembro del secretariado de las Farc, y Héctor Germán Buitrago Parada, exjefe paramilitar conocido como Martín Llanos. Ambos, junto con otros exmiembros de las AUC, pidieron en noviembre de 2020 que esa institución los escuchara pronto. Como componente nuevo, esta semana reiteraron su deseo de contar su versión del conflicto armado, pero de manera conjunta, ante el aparato que dirige el padre francisco de Roux. Lo hicieron a través de dos cartas enviadas a la Comisión y pidieron que también estén en esa declaración Héctor José Buitrago, padre de Llanos y fundador de las ACC, su hermano Nelson Buitrago, y Carlos Moreno, excombatiente del EPL y de las AUC.

A raíz de esa reiterada solicitud, Barreras le envió este martes una carta a De Roux, expresándole que para la Comisión de Paz del Senado es clave escuchar sus voces. “Para la Presidencia de la Comisión de Paz del Congreso, resulta fundamental, urgente y necesario, garantizar el testimonio amplio y público de estos actores del conflicto”, escribió el congresista. Añadió que esta petición nace como reconocimiento al derecho legítimo de las víctimas a escuchar su verdad, pero también porque estas declaraciones tendrán un peso político en el contexto colombiano.

“Solo la verdad que determine los responsables políticos de las dinámicas de la violencia, permite realmente desmontar los aparatos de poder, que hoy amenazan la paz posible y que parecieran condenar a Colombia a ciclos interminables de violencia”, agregó. En ese sentido, recordó que la existencia y presencia de lo que se conoce como los sucesores del paramilitarismo y disidencias de las Farc, “y los conocidos hechos de complicidades de algunos agentes del Estado en el presente”, indican una relación entre el poder y los mencionados, dijo.

“(Esto) implica que estos actores de estos aparatos del poder siguen activos y que sin duda tienen relación con los actores y hechos que conocen los firmantes en las cartas allegadas a la Comisión de la Verdad. Por eso, insistimos con énfasis ante la Comisión, en que la única manera de desmontar los aparatos de poder que reciclan las violencias y generan nuevos hechos victimizantes es esclarecer plenamente, la responsabilidad de sus protagonistas y particularmente de los dirigentes políticos del pasado y del presente, muchos de ellos aún activos, que son los verdaderos responsables de las políticas de terror y de miedo”, resaltó el parlamentario.

Bajo esas razones, el también firmante del Acuerdo de Paz con la otrora guerrilla de las Farc, solicitó que se programen sesiones públicas y abiertas a los medios de comunicación y a la opinión pública en general “en las que los firmantes de esas cartas aporten toda la verdad que conocen. Los colombianos tenemos derecho a conocer toda la verdad y sobretodo, tenemos derecho a que no se repita la guerra”, finalizó.