A través de un derecho de petición el senador Roy Barreras le pidió este martes al Ministro de Salud, Fernando Ruíz explicar con base en qué modelo y con qué datos expresó ante la Corte Constitucional como argumento para justificar la segunda Emergencia Económica que “en Colombia habría en diciembre 41.622 muertos”.

El congresista se refiere a la justificación que envió el Gobierno Nacional al tribunal Constitucional al declarar una nueva emergencia en la que señaló que esta sería la cifra que proyectan de víctimas fatales de este virus.

“Esos números no solamente son improbables sino que generan incertidumbre, confusión y temor”, dijo Roy Barreras. 

Afirmó que de ser cierta esta justificación “sería absolutamente incoherente con sus decisiones de acabar la cuarentena y de  abrir la economía en su último decreto con 43 excepciones”.

El informe, de 101 páginas firmado por la secretaria jurídica de la Presidencia, Clara María González, advierte que el pico de la pandemia se produciría el 25 de agosto. 

El senador dijo que “todos los modelos matemáticos y epidemiológicos solamente pueden ofrecer lo que se llama técnicamente “un intervalo de confianza en el modelo” o “rasgo de incertidumbre”, es decir, los modelos ofrecen un mínimo y un máximo con rasgos tan amplios que por supuesto cualquier número que se aventure es altamente improbable.

Por lo que señaló que “Predecir el número de fallecidos seis meses después es absolutamente imposible. Nadie se atreve a hacerlo en el  mundo”.

Calificó como “irresponsable” que el Gobierno Nacional compartiera esta información ante la opinión pública para justificar el Estado de Emergencia.

“Los colombianos entendemos que resulta necesario reactivar la economía; no necesitan utilizar cifras improvisadas porque preocupa que con esas mismas cifras se estén tomando decisiones también improvisadas y equivocadas para el control de la pandemia”, dijo.

Asimismo, Roy Barreras dijo que resulta inexplicable que el Gobierno se siga negando a aprobar el Salario Mínimo Universal durante 90 días, precisamente para ayudar a los más pobres y así puedan mantener el aislamiento voluntario y no tengan que salir a la calle a buscar ingresos para alimentarse, aumentando los riesgos de transmisión del virus”

Deja una respuesta