El senador y vocero de la campaña, Roy Barreras, asegura que lleva cuatro meses pidiendo la autorización por parte del tribunal electoral.

Grabación del video promocional del referendo por la revocatoria del mandato presidencial.

Este viernes, el senador Roy Barreras, en representación de la campaña por el referendo constitucional Chao Duque, interpuso una acción de tutela con el Consejo Nacional Electoral, organismo al que señala de incumplir en la protección del derecho de participación ciudadana y política por no responder ante las solicitudes de reglamentar la recolección de firmas digitales.

De acuerdo con los hechos expuestos por el senador, el 29 de octubre de 2020, tras inscrita la campaña ante la Registraduría, se elevó consulta para que se permitiera la recolección de firmas digital, contemplando la situación de emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus. Desde entonces, según Barreras, no han recibido respuesta por parte del tribunal electoral, que es el responsable de asegurar el derecho a la participación ciudadana y política.

A diferencia del CNE, explica que la Registraduría si ha respondido a las solicitudes, manifestando que no es su competencia, sino la del Consejo Electoral, reglamentar sobre la materia, a la vez que la normativa actual no contempla esta modalidad de recolección de firmas.

Además, la Registraduría señaló que está a la espera de que el Ministerio de Salud dé concepto favorable para que cualquier mecanismo de participación ciudadana pueda cumplir con los requisitos para llevarse a cabo y que, por tanto, hasta que no haya respuesta de la cartera en cabeza de Fernando Ruiz no se puede dar luz verde a la recolección de firmas.

Para el vocero de la campaña, resulta incoherente que la Registraduría dé dicha respuesta cuando esta “cuenta con una base de datos biométrica y plataformas tecnológicas que permiten la verificación y autenticación electrónica de la información dactilar y facial para establecer la identidad de los ciudadanos basados en estándares internacionales de vanguardia”.

Así mismo, Barreras alega que es contradictoria que las plataformas tecnológicas sí resulten aptas y legales para procesos judiciales, como el de interponer una tutela, pero no para estos casos de participación ciudadana.

Y por último, recordó que la ley que cobija la participación ciudadana y política obligó al tribunal electoral reglamentar sobre la verificación de la autenticidad de los apoyos, como la recolección de firmas digitales para una campaña de referendo, por lo tanto, a juicio del senador, su “negativa o negligencia vulnera flagrantemente el ejercicio de un derecho fundamental como lo es la participación democrática”.