En la radicación de la ponencia, el senador BARRERAS hizo un llamado al cese al fuego y hostilidades de todos los grupos violentos en medio de la pandemia.

11 de Agosto 2020

-El senador ROY BARRERAS, ponente de la ley, informó que espera que antes de un mes esté prorrogada la ley y los derechos de las más de 9 millones de víctimas.

Bogotá, 11 de agosto de 2020

El senador ROY BARRERAS, ponente de la Ley de Víctimas original, y de nuevo ponente de la prórroga, radicó el texto ante la Comisión Primera del Senado, que de ser aprobado, garantiza la vigencia por diez años más -es decir- hasta el año 2031, de la ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

Más de 9 millones de víctimas, de las cuales solamente 986.961 han sido reparadas, esperan que la vigencia de la ley se extienda una década más para garantizar sus derechos. “La Ley de Víctimas que aprobamos en el 2010, fue no sólo el primer paso para el Acuerdo de Paz, porque en ella reconocimos el conflicto y por tanto reconocimos a las víctimas, después de haber sido negadas ellas y sus derechos durante más de una década, sino que también es la ley de reparación más ambiciosa de la historia en cualquier lugar del mundo. Es un compromiso de la sociedad colombiana, con las víctimas del desplazamiento, de desaparición forzada y de todos los oprobios de la guerra; las víctimas de todos los victimarios, las víctimas de las guerrillas, de las FARC, del ELN, de los paramilitares y también de agentes del Estado deben ser reparadas. Esas heridas deben ser sanadas porque esa es la base fundamental de la no repetición de las violencias”, señaló BARRERAS.

El senador ROY BARRERAS aprovechó la radicación de la ponencia para hacer un llamado a todos los autores violentos que persisten en Colombia: “No generen más víctimas, no lastimen más colombianos, no desplacen más personas, no maten más líderes sociales, ni reincorporados. La violencia es un espiral maldito que tarde o temprano también alcanza a los victimarios; por eso el llamado hoy es a que cesen las violencias y como una primera muestra de esa voluntad, los actores violentos deben declarar en medio de esta pandemia, el cese al fuego y de hostilidades, que permita mantener viva la posibilidad de soluciones dialogadas al conflicto y soluciones de sometimiento a la justicia que pongan fin a las distintas violencias que exhortan las regiones de Colombia”, puntualizó  el ponente de la prórroga.