12 de Agosto de 2020 / El Nuevo Día / 

El senador Roy Barreras, ponente de la Ley de Víctimas y del proyecto que busca prorrogarla, radicó el texto ante la Comisión Primera del Senado, para primer debate. De ser aprobada, se garantiza la vigencia de la ley por diez años más, es decir, hasta 2031.

De acuerdo con Barreras, más de nueve millones de víctimas, de las cuales solamente 986.961 han sido reparadas, esperan que la vigencia de la ley se extienda una década más para garantizar sus derechos. De hecho, la Corte Constitucional ya declaró que la ley no puede finalizar en 2021, como inicialmente estaba previsto.

“La Ley de Víctimas que aprobamos en el 2010 fue no solo el primer paso para el Acuerdo de Paz, porque en ella reconocimos el conflicto y por tanto reconocimos a las víctimas, después de haber sido negadas ellas y sus derechos durante más de una década, sino que también es la ley de reparación más ambiciosa de la historia en cualquier lugar del mundo”, declaró el congresista.