21 de Agosto de 2020

– Para el Gobierno -por supuesto- si habrá transporte aéreo, pero para la Comisión de Paz, no. Reprogramaremos la visita porque hay que escuchar las voces de las víctimas y de sus familias antes, de que versiones no confirmadas, terminen por revictimizarlas y criminalizarlas, como al parecer empieza a ocurrir en los casos de Samaniego y Cali.

 

Bogotá, 21 de agosto de 2020

 

“Finalizando este viernes, debo informarles a las familias de Samaniego y a las madres de las víctimas de los jóvenes masacrados en Llano Verde en Cali, que por primera vez en diez años, el ministerio de Defensa se negó a prestar el transporte aéreo para que la Comisión de Paz pueda ir a cumplir con su deber humanitario”, afirmó el senador ROY BARRERAS, copresidente de la Comisión de Paz.

 

Según informó BARRERAS, “después de tres días esperando sucesivos plazos dilatorios, nunca nos confirmaron el viaje, así que iremos por tierra a Llano Verde, a donde también nos comprometimos con las familias de los cinco jóvenes asesinados en esa zona de Cali. Y vamos a reprogramar nuestra visita a Samaniego, porque para  nosotros es importante escuchar la versión de las familias de las víctimas. Informes oficiales no confirmados, empiezan a difundir tesis según las cuales los jóvenes terminan siendo los culpables de sus propios asesinatos, porque los relacionan con grupos ilegales, sin ninguna prueba, y por tanto los revictimizan. Esa criminalización de las víctimas es la reedición de la antigua frase de “no estarían cogiendo café”.  Una forma de revictimización y justificación de las masacres absolutamente inaceptables.  De manera que estaremos en Samaniego algún día de la próxima semana. Le pedimos apoyo al CICR y a la Misión de Naciones Unidas,  para que se facilite el transporte, porque el ministerio de Defensa, no lo hará. Lo que sí está claro,  es que para el Gobierno sí hubo transporte, pero para la Comisión de Paz, no.”