Noviembre 8 de 2020

 

Roy Barreras

 

 

Un fenómeno interesante hemos experimentado en los últimos días. Apenas hecho el anuncio de responder al Referendo uribista que pretende revocar las Cortes, la JEP y revocar la paz, revocándolos más bien a ellos -al gobierno Uribe-Duque-, una avalancha de llamadas, correos electrónicos y expresiones en redes sociales contienen una pregunta reiterada: ¿En dónde firmo? ¿Qué tengo que hacer para recoger las firmas del Referendo revocatorio de ChaoDuque?

Otras personas interesadas en el detalle, nos preguntan ¿En qué consiste el Referendo; qué contiene? ¿Sí resulta viable constitucionalmente? ¿Sí es legal? ¿Sí nos va a alcanzar el tiempo? y ¿Sí tendrá algún efecto? O si como dicen los uribistas el Referendo es inconstitucional e inclusive dañino como suponen algunos columnistas del establecimiento como el exvicepresidente y columnista de El Tiempo, Germán Vargas Lleras.

Contesto estas preguntas, las más entusiastas: Claro que todos tendremos oportunidad de firmar. Vamos a recoger dos millones de firmas y sólo estamos a la espera de que la Registraduría Nacional del Estado Civil nos entregue en los próximos días los códigos fuente o PDF para poder distribuirlos por todo el país y las personas puedan acceder a los formularios oficiales físicos o digitales para poder expresar su apoyo con la firma en el papel, o con el click en la página  digital oficial que provea el organismo electoral. Así que estamos a pocos días de poder empezar a recoger y canalizar la avalancha de firmas.

Sobre las otras preguntas, debo decir con toda claridad, que los uribistas mienten porque no es cierto que esta propuesta sea inconstitucional. La sola aseveración es un absurdo. Hay que recordar que precisamente los Referendos son para reformar la Constitución.  Que en ellos se incluyen los elementos que no están en la Constitución y por tanto son inscontitucionales antes de existir.  Eso lo sabe cualquier estudiante de Derecho de primer año. Hay tres maneras de reformar la Constitución: Una Asamblea Constituyente, un Acto Legislativo en el Congreso y el Referendo, que es el que vamos a utilizar para hacer posible la revocatoria presidencial.   Lo segundo que también hay que recordarle a los uribistas y a los incrédulos es que el artículo 40 de la Constitución Nacional, ya permite la revocatoria de todos los elegidos, incluido el presidente. Lo que ocurre es que esa revocatoria presidencial no fue reglamentada, como sí lo fue en la Ley, la de alcaldes y gobernadores. Pues bien. Lo que hace este Referendo, es reglamentar ese artículo 40, y es determinar con cuáles condiciones objetivas, con cifras oficiales e indicadores precisos, los colombianos tendrán el poder de revocar un presidente fracasado. Esos indicadores en nuestro Referendo se miden en el deterioro del empleo, de la pobreza monetaria, la pobreza extrema y en los indicadores de la violencia. En todos esos indicadores el gobierno Duque es un fracaso absoluto. Además, es lógico que cualquier colombiano o colombiana sabrá después de dos años si un gobierno es bueno, regular o malo, y cuatro años son muy pocos para un buen presidente, pero son una eternidad para un mal gobierno como este.

Nuestro Referendo le devolverá a cada ciudadano el poder para revocar un presidente inepto y un gobierno indolente como el que tenemos hoy al que no le duelen las víctimas, ni los pobres, que además niega a las víctimas y a los pobres, que les niega los recursos, que gestionó tan mal la pandemia que los recursos ahorrados en el Fondo de Ahorro y Estabilización que después se llevaron al FOME en lugar de utilizarlos para apoyar la Renta Básica Universal o al menos  la formalización de los trabajadores de la salud, decidió entregárselo a los bancos para que siguieran obteniendo réditos financieros en medio de la crisis de salud pública.

Pero el Referendo también recoge el reclamo ciudadano de las calles y las redes. Hemos incluido en este Referendo tres puntos más. La segunda pregunta se refiere precisamente a la Renta Básica Universal que fue negada por el gobierno Duque a 9 millones de hogares vulnerables. Vamos a exigir en el Referendo con nuestra firma que el Estado garantice que en cada hogar colombiano haya por lo menos un salario mínimo para que la gente tenga con qué llevar el pan a la mesa. Hemos dicho que si no fuese por razones humanitarias debería hacerlo al menos por razones económicas porque no hay manera de reactivar esta economía crítica, si no se estimula la demanda agregada, el consumo interno y por tanto para decirlo en términos elementales; meterle platica en el bolsillo a la gente para que pueda ir a comprar a los almacenes que apenas están abriendo.

El tercer elemento, es otro reclamo negado por el gobierno Duque; la Matrícula Cero Universitaria, que los jóvenes sepan que el Estado está ahí para garantizar la matrícula universitaria pública gratuita.

Y el cuarto elemento; un Mínimo Vital Pensional. No tiene sentido un Estado Social de Derecho que permita que haya colombianos y colombianas que cuando llegan a la vejez no tengan con qué comer, eso no es digno, eso debe estar en la Constitución, y vamos a incluirlo en el Referendo.

Terminamos con la última pregunta hasta ahora consignada en el Referendo, tiene que ver con recuperar los cuatro años perdidos para la paz. Ese Acuerdo de Paz que tuve el honor de firmar incluye decisiones trascendentales para siete millones de campesinos como la reforma rural integral o la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos por proyectos productivos. Vamos a prorrogar por cuatro años más el mandato de este Acuerdo para reemplazar el tiempo que se perdió en este gobierno que ha hecho un intento por hacer trizas la paz, la JEP y la esperanza de un país más justo.

Finalmente, los ciudadanos tenemos derecho a expresarnos, lo hacemos de distintas maneras; en la protesta pacífica en las calles –aunque ahora este gobierno ha decidido dispararle a la gente que camina-, lo hacemos también en las redes sociales, pero he aquí en este Referendo un mecanismo eficaz para responder a las amenazas, a los violentos, a la matanza de líderes sociales que no para,  a las 71 masacres que van en este año, con el ejercicio pacífico, limpio, ciudadano y democrático de la firma, de las millones de firmas para decirle a este gobierno incapaz e indolente #ChaoDuque. Eso haremos en los próximos seis meses y eso generará un movimiento social incontenible que cambie el destino de Colombia y derrote no sólo la incapacidad  de Duque como gobernante, sino al Uribismo radical que está detrás como una fuerza oscura que ha intentado devolver al país a los caminos equivocados de la guerra y de la ideología del enemigo. Este Referendo #ChaoDuque no tiene propietario, es de todos aquellos que ejercemos la independencia, la oposición, de todos los alternativos, de los jóvenes, de las mujeres, de los empleados, de toda la gente que siente que el gobierno ha sido un fracaso.

Si usted siente esa necesidad de expresarse, pronto podrá hacerlo a través de su firma y de las de todos aquellos a quienes usted quiere y para los que quiere un futuro mejor.

 

#ChaoDuque